HAZ COSAS DIFERENTES CON LO QUE TE SUCEDE

Noticias, Páginas, Sin categoría

No recordamos un año de las últimas décadas en que, de manera generalizada, empresas, profesionales y cualquier persona, en cualquier parte del mundo, haya deseado despedir un año como deseamos despedir al 2020.

Un año que, sin avisar, nos ha puesto de rodillas a todos y nos ha privado de una libertad que se consideraba conquistada para siempre. Un virus microscópico, imperceptible al ojo humano, que nos ha obligado a dejar de lado los más extendidos gestos de cariño, como los abrazos y los besos.

Sin embargo, a lo largo de este año de incertidumbre y dolor, también hemos observado el nivel de resiliencia que tienen algunas personas. Pequeños empresarios que se han reinventado una y otra vez para seguir poniendo luz sobre sus negocios o medianas empresas que han realizado cambios de mentalidad profundos en un tiempo récord para proteger la salud de sus colaboradores y la solidez económica de la empresa. Y hemos visto a personas que han surfeado sobre la pandemia con optimismo, siendo prudentes y mirando el lado positivo, que también lo hay.

En la vida no es tanto lo que te sucede, sino lo que eres capaz de hacer con lo que te sucede.

Por ello, queremos cerrar este 2021 haciendo referencia a aquellos valientes que han decidido aceptar la situación y tomar impulso para el 2021.

a

El caso del restaurante Natxo Sellés.

El dueño del restaurante Natxo Sellés de Cocentaina (Alicante) tuvo que cerrar (literalmente) su restaurante durante 3 meses. Fue alumno de nuestros cursos y conocemos bastante bien su negocio. Estaba en un momento dulce porque había conseguido consolidar muchas buenas ideas en su negocio a lo largo del 2019. Y, de repente, llegó el coronavirus y se vio abocado a cerrar las puertas de su restaurante, lo que conllevaba despedir a parte de la plantilla y enviar a otros colaboradores a un ERTE. Tras resolver todos los temas burocráticos y económicos y lejos de desanimarse tuvo un proceso de 3 etapas:

a

  1. Agradeció poder pasar más tiempo con su familia y sus hijos pequeños. Y comenzó a realizar una formación culinaria que quería hacer y posponía por falta de tiempo.
  2. Ideó un sistema de ‘delivery’ (comida para llevar) para los inicios de la reapertura, cuando los aforos eran muy limitados. Este sistema se ha consolidado como una nueva línea de negocio que le está dando muchas alegrías, sobre todo en estas épocas navideñas. Su comida puede estar presente en más hogares y llegar a más personas.
  3. Se ocupó de disponer de todas las medidas de seguridad e higiene necesarias para la protección de sus clientes. Cuando se llegó a la fase en que se pudo abrir con normalidad su restaurante ha permanecido abierto y era necesario pedir cita con antelación si querías asegurarte un lugar para degustar su excelente comida.

a

Natxo era un oasis en tiempos de pandemia. Nunca se quejaba. Daba gusto conversar con él y escuchar cómo aprovechaba el tiempo de parón al que le había obligado el virus a proyectar mejoras para su negocio, pensando en cómo adaptarlo siempre a las circunstancias del momento. Y esa gran capacidad de ser flexible y adaptarse a las circunstancias le acerca, inevitablemente, al éxito, aún en condiciones tan difíciles como las que se están viviendo.

a

Flexomed, la empresa que se inventó un producto para mantener a sus equipos.

Flexomed es una empresa de packaging en offset y flexografía, situada en Molina de Segura (Murcia). Hemos estado trabajando con ellos en estos meses de pandemia. La situación fue muy complicada en marzo cuando se declaró el estado de alarma. La incertidumbre era gigantesca y no sabían lo que iba a pasar. Todo sucedió muy de repente, los cambios eran muy rápidos y no se tenía información acerca de cómo se iban a suceder las cosas.

La empresa llevaba un tiempo de inversiones en nuevas máquinas para ofrecer a sus clientes mejores productos con envases más adaptados a sus necesidades y más ecológicos. La plantilla media también había crecido en un alto porcentaje y navegaban con una buena velocidad de crucero. Hasta que llegó el virus y lo paralizó todo.

a

La capacidad de visión del CEO les llevó a buen puerto.

a

La organización está dirigida por un CEO muy visionario que supo reaccionar rápido y proteger a todas las familias que dependen de la empresa. Plástico y cartón son las materias primas principales de la empresa. Y con plástico y cartón, su CEO ideó unas máscaras de protección en los tiempos en los que las mascarillas escaseaban. Un éxito rotundo que, no sólo les permitió no enviar a nadie a un ERTE, sino que tuvieron que aumentar temporalmente la plantilla por la demanda del producto. Además, la pantalla fabricada en Flexomed ha recibido el premio ‘Líderpack 2020′ como ‘mejor solución frente al COVID-19‘.

Durante el último trimestre del año, hemos estado a su lado realizando una formación estratégica para diferentes equipos de producción y mandos intermedios, sobre temas de comunicación y de mejora de los modelos de relación en la empresa, en una apuesta de la organización por mejorar sus intangibles (la capacitación de sus colaboradores) y ser, de esta manera, más competitivos en su mercado.

a

Bornay, la empresa que potenció el teletrabajo y la flexibilidad laboral.

Otro de nuestros clientes más fidelizados es Bornay Aerogeneradores. Con ellos trabajamos como ínterim manager de RRHH, cultura y comunicación desde hace varios años ya. En 2019 trabajamos con ellos en la obtención del sello EFR (Empresa Familiarmente Responsable) y durante el 2020 hemos realizado la adhesión al Pacto Mundial. Se trata de una empresa muy volcada en la conciliación de sus equipos y, en este sentido, la pandemia ha sido una barrera importante.

La empresa pertenece al sector de las energías renovables, un sector que el virus ha venido a proteger dejando claro que hay que ocuparse del cambio climático. Aunque no se preveía que el sector fuera a ser un gran perjudicado por esta situación (como sí lo iba a ser la hostelería y el turismo), la incertidumbre era máxima a mediados de marzo, puesto que los clientes de la empresa (instaladores en su mayoría) debían entrar a casas particulares a realizar las instalaciones, con el miedo y el reparo que ello suponía para los propietarios de las viviendas.

La empresa afrontó el problema en 3 fases:

a

  1. Consolidar la estructura financiera de la empresa enviando a un ERTE a aquellos colaboradores que no podían trabajar (es una empresa de producción y la empresa estuvo cerrada durante semanas), asegurando, por otro lado, la seguridad en las distancias personales a aquellos que se quedaron trabajando en urgencias y los pedidos mínimos que se recibían.
    Y a la parte de la plantilla que podía teletrabajar (administración, comercial y atención técnica telefónica) se intervino con rapidez para adaptar lo que necesitaban en sus casas para teletrabajar.
  2. Durante los momentos más duros y más inciertos, desde la empresa se quiso seguir en contacto con los clientes y aportarles valor en los duros momentos que se vivieron. Así que la empresa optó por desarrollar una línea de formación online, basada en webinars técnicos y algunos de habilidades, con los que se enfocaba a los clientes en cuestiones útiles y se mantenía la relación con ellos cada semana. La iniciativa fue un éxito y se tuvo un aforo total de casi 3.000 personas a las actividades que organizó la empresa. Esta línea de formación online se va a mantener como vía de formación y de contacto con los clientes.
  3. La actividad estaba totalmente normalizada en el mes de junio, se recuperó a todos los colaboradores del ERTE y se trabajó durante las siguientes semanas, la incertidumbre que se había generado en la organización.

a

Se termina el año con una facturación similar a la del año anterior, con una disminución en la exportación (por cuestiones obvias) y con un incremento de un 12% en la parte nacional. Y se encara el 2021 con optimismo y con mucha ilusión de contribuir a mejorar la sostenibilidad medioambiental en el mundo.

a

¿Qué hago con lo que sucede?

Esta es la gran pregunta. Hemos querido abrir ventanas para ventilar posibilidades diferentes que se puede elegir hacer con lo que sucede. La figura del Ying-Yang siempre nos recuerda que ‘en todo lo malo hay algo bueno y en todo lo bueno hay algo malo’. Nosotros preferimos reorganizar la información de todo lo que ha pasado en forma constructiva, optimista e ilusionante.

La pregunta tiene dos respuestas:

a

  1. Dejar que la situación me arrolle y quejarme de lo que está ocurriendo.
  2. Tener proactividad, ser resiliente y elegir diferentes formas de reinventarme.

a

Ya lo decía Epícteto:

a

Lo importante no es lo que sucede, sino lo que hago con lo que sucede.

a

Si los filósofos de la Antigua Grecia ya se planteaban estas cuestiones… ¿qué quieres hacer tú?

Te proponemos que decidas hacer cosas diferentes con lo que te suceda a lo largo de todo el 2021.

¡Y estaremos encantados de escuchar tus comentarios!

¡Feliz Año Nuevo! (Con prudencia, por favor).

¡¡Bienvenido 2021!!

Escrito por Carolina Hernández

Bienestar en la empresa, cultura y comunicación. Son mis tres pasiones y los aspectos con los que trabajo en diferentes organizaciones en forma de consultoría o de formación. Soy antropóloga en proceso y todo lo que tiene que ver con el desarrollo de las sociedades es mi hábitat natural. Creo en el poder de transformación de las personas. Creo en el poder de transformación de la sociedad a través de la transformación de las organizaciones.

Web: http://www.carolinahernandezcoaching.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *