VALORES CORPORATIVOS E INTELIGENCIA EMOCIONAL

Noticias, Páginas

Existe una profunda relación entre los valores corporativos y el desarrollo de la inteligencia emocional de una organización. Los valores influyen de manera determinante en la gestión de emociones dentro de la empresa.

Pero comencemos por el principio…

a

¿Qué son los valores corporativos?

Son, junto a la misión de la compañía, la base de una organización y los cimientos sobre los que se construye la cultura corporativa.

Son principios de acción que nacen de las sensaciones que todos los stakeholders (grupos de interés) de una empresa tienen sobre la forma en que se hacen las cosas dentro de una organización.

Son elementos intangibles que, cuando son sólidos y compartidos por todos los colaboradores, suman velocidad a la fuerza centrífuga que supone la cultura dentro de una organización.

a

¿Cómo se identifican los valores corporativos?

Identificar los valores y compartirlos con los colaboradores es una actividad continua en el desarrollo y evolución de una compañía. Hacer una reflexión profunda sobre aquellos aspectos intangibles fundamentales que todos comparten es un excelente ejercicio para consolidar las bases sobre las que se asienta la organización.

Es conveniente contar con la participación de los colaboradores, ya que si esta identificación de valores se realiza tan sólo por la dirección de la compañía, es más que probable que esos valores no sean asumidos por el conjunto de la organización.

 

Los valores son intangibles compartidos. No pueden ser impuestos por la dirección de la empresa.

 

Por tanto, es necesario recopilar las sensaciones que cada colaborador tiene sobre los aspectos que considera más importantes dentro de la empresa. Al contar con las opiniones de todos los colaboradores ya se está trabajando la inteligencia emocional corporativa, puesto que, con este ejercicio, cada colaborador tendrá claro que su opinión cuenta y contribuirá a una sensación de pertenencia mayor al proyecto.

aValores corporativos

¿Cómo llevar los valores corporativos a la acción?

Los valores corporativos son un motor con mucha potencia que benefician al buen funcionamiento de una compañía.

Por un lado, actúan sobre los colaboradores, cohesionando sus relaciones profesionales, mejorando su implicación en el proyecto y permitiendo que se sientan una parte importante del proyecto conjunto. Forman parte de la fuerza centrífuga que funciona dentro de una organización. Y cuando se va a seleccionar a un nuevo colaborador, son importantes para saber en qué medida el nuevo colaborador está alineado con los valores de la compañía. Y, además, ayudarán a que ese nuevo colaborador se integre más rápidamente en la empresa.

Por otro lado, actúan sobre los proveedores y clientes porque funcionan como las líneas rojas que la organización no va a traspasar. Si, por ejemplo, uno de los valores corporativos es la solidez económica de la empresa para dar confianza a todas las familias que dependen de la organización, la empresa nunca traspasará la línea de vender sus productos por debajo del coste, incluso aunque en su sector exista una guerra de precios insufrible. Lo que hará una empresa con ese sólido valor es, por ejemplo, formar a sus comerciales para que argumenten mejor sus ventas y fidelicen a un mayor número de clientes. Con respecto a un proveedor, le pagará en los plazos previstos porque ese valor lo extenderá también hacia la empresa proveedora. Por el contrario, si esta empresa, con ese sólido valor, descubre a un proveedor que incumple sus obligaciones, probablemente dejará de colaborar con él.

 

Los valores, por tanto, ayudan a una empresa a escoger a stakeholders alineados con la organización.

 

Esos valores influirán, en definitiva, en la calidad profesional de la compañía, así como en las políticas de responsabilidad social que la empresa lleve a cabo cada año o en cualquier tipo de transformación que se lleve a cabo.

a

¿Cómo combinar los valores corporativos y la inteligencia emocional?

Dentro de nuestras #52SemanasDeInteligenciaEmocionalCorporativa os dejamos aquí unas pautas para poder reflexionar sobre los valores corporativos e incorporarlos en el desarrollo de la inteligencia emocional en la organización:

  1. Recopilar los valores que siente cada colaborador de la organización.
  2. Recoger los 3 valores fundamentales que se hayan obtenido.
  3. Una vez definidos los tres valores corporativos fundamentales, extrapolarlos al exterior de la organización, es decir, pensar en cómo actúan esos valores para los diferentes grupos de interés de la empresa.
  4. Compartir los valores recopilados con el resto de colaboradores de la organización.
  5. Revisar que las acciones de los colaboradores están alineadas con los valores corporativos definidos.

No se trata únicamente de definir los valores, sino de velar porque las acciones de los colaboradores estén alineadas con esos valores establecidos entre todos.

Nuestra experiencia nos hace tomar consciencia, una y otra vez, de la importancia que tienen los valores corporativos compartidos y del empuje que aportan al desarrollo y la evolución de una organización.

Si te ha gustado… ¡comparte!

 

Escrito por Carolina Hernández

Creo ciegamente en que la transformación personal conduce a la transformación organizacional. Creo que es posible un mundo mejor. Me encanta estar al lado de los demás cuando se convierten en la mejor versión de sí mismos. Coach experto en coaching comercial, habilidades de dirección y comunicación personal y organizacional. Soy entusiasta con el Social Media por las oportunidades que nos brinda y me uno totalmente al nuevo concepto naciente de "Human Media".

Web: http://www.carolinahernandezcoaching.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *