RESILIENCIA CORPORATIVA

Coaching, Destacamos, Noticias, Páginas

Aunque se define (RAE) la resiliencia como una capacidad (individual) de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos, el término ha adquirido también un carácter social durante las últimas décadas. La resiliencia es una cualidad humana, sí, pero se puede extender a un grupo de personas, provocando resolver, de manera conjunta, situaciones adversas.

El término resiliencia es aplicado a los materiales que son capaces de recuperar su estado inicial tras ser sometidos a una deformación. A esos materiales dúctiles que permiten sobre ellos ese esfuerzo y después vuelven a su ser se les denomina materiales resilientes.

Trasladado a las personas es la capacidad de adaptarse a las situaciones adversas con resultados positivos. Y aplicado a las organizaciones, cuando un equipo o la organización en su conjunto es capaz de sobreponerse a un golpe del mercado, virar y conseguir nuevos resultados positivos, se puede decir que es una organización resiliente.

a

Resiliencia Corporativa IO

a

La resiliencia corporativa es especialmente importante en el entorno VUCA en el que vivimos hoy. Un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo en el que las organizaciones con solera están obligadas a romper paradigmas para adaptarse a los retos que les propone el mercado, junto con otras compañías que nacen comprendiendo a la perfección el difícil entorno actual. La resiliencia corporativa también permite superar importantes retos que conducen a la organización a niveles superiores.

La resiliencia personal influye, también, positivamente sobre la gestión del estrés. La inteligencia emocional se hace imprescindible para gestionar la cantidad de emociones que provoca la multitud de momentos diarios de tensión, prisas, plazos, inmediatez… un sinfín de situaciones que se producen día a día en las organizaciones. La tecnología provoca que la vida sea más fácil, pero también ha llegado para acelerarlo todo y de una manera exponencial. La resiliencia permite recuperar ese estado de serenidad perdido con esos picos de estrés.

a

¿Cómo se sabe si una organización es resiliente?

La resiliencia tiene tres características destacables:

a

1.- Sus líderes y sus equipos aceptan la realidad.

Una organización resiliente no se engaña a sí misma. Los responsables son transparentes y comunican la realidad tal cual es en una búsqueda de complicidad e implicación por parte de sus equipos. Esta transparencia provoca que no exista la incertidumbre y que todos pongan en juego sus talentos para resolver la situación compleja a la que se enfrentan.

a

2.- Encuentran sentido a lo que les ha ocurrido.

Las organizaciones resilientes organizan la información de la circunstancia acontecida de manera muy diferente a las que miran para otro lado. Y ese es el quiz de la resiliencia: reorganizar la información de manera que se pueda aprender de lo ocurrido.

Son, además, empresas en las que existe un alto nivel de responsabilidad social y son capaces de encontrarle un valor a la circunstancia negativa.

a

3.- La improvisación está permitida.

Como se trata de resolver una situación desconocida, la improvisación es una forma de encontrar una o varias soluciones a esa situación. La improvisación permite actuar en un contexto y de una manera diferente de lo esperado. Además, la improvisación también contiene flexibilidad que es una habilidad imprescindible en las organizaciones resilientes.

a

¿Cómo desarrollar la resiliencia corporativa?

En una sociedad tan compleja, es vital tener colaboradores motivados y psicológicamente sanos. Esta última parte se hace difícil cuando los estudios indican que las sociedades desarrolladas son los mayores consumidores de ansiolíticos y protectores estomacales. El estrés y el desequilibrio emocional está muy presente en la sociedad actual. Justamente, lo contrario de lo que necesita la resiliencia para desarrollarse.

Para desarrollar la resiliencia corporativa, las organizaciones pueden ayudar a sus colaboradores, a sus líderes y a sus equipos a desarrollar las habilidades que permitan un desarrollo de la resiliencia a nivel global.

a

1.- Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es crucial en el desarrollo de la resiliencia. Gestionar adecuadamente las emociones es imprescindible en una situación difícil o de caos. Si los colaboradores están formados en inteligencia emocional y todos han comprendido la importancia de la autogestión de emociones, será mucho más fácil mantener la calma y sacar lo mejor de cada persona en situaciones adversas y complejas.

a

2.- Flexibilidad.

a

La rigidez conduce a la muerte. La flexibilidad conduce a la vida.
Proverbio Oriental

a

Es mejor ser bambú que roble cuando arrecia el viento huracanado. El bambú se adapta. El roble es rígido, planta cara. Ante determinadas situaciones, la rigidez no es una buena aliada. Es preferible la ductilidad, la flexibilidad, como Neo en Matrix en algunas escenas míticas.

La flexibilidad organizacional conduce a escenarios de organizaciones líquidas, aquellas que se adaptan con mucha facilidad a las necesidades de cada momento.

a

3.- Modelos de relación emocionalmente saludables.

A mayor nivel de interacción positiva entre las personas, mejor resiliencia corporativa.

La vida son relaciones. Las empresas son relaciones. Sin relaciones entre las personas todo se termina. Se pasa un mínimo de un tercio del día en el entorno profesional. Mantener relaciones emocionalmente saludables facilita la motivación de la persona y su equilibrio emocional.

Las empresas más resilientes son aquellas que desarrollan modelos de relación más saludables entre su población.

a

¿En qué casos se hace visible la resiliencia corporativa?

Una crisis de reputación es un escenario donde se puede apreciar si la organización ha desarrollado o no la resiliencia corporativa.

Una organización resiliente abordará la situación con determinación, aceptando lo que está ocurriendo y elaborando un plan de acción corrector de esa situación. Una organización sin resiliencia corporativa se esconderá o se ofenderá.

¿Cuál de los dos casos puede tener más posibilidades de contentar a su público?

Efectivamente, el primero. Que se acepte la situación y se propongan acciones correctoras acerca a la empresa con su público porque la hace más humana, todas las personas cometen errores y las organizaciones son agrupaciones humanas. Además, el hecho de actuar rápido (flexibilidad), proponiendo soluciones (inteligencia emocional) y de una manera conjunta (relaciones saludables) provocan un aumento de confianza en los espectadores de la situación.

a

¿Te habías planteado alguna vez cómo influye la resiliencia en los entornos corporativos?

¿Cómo de resiliente eres tú, personalmente?

No te olvides de enviarnos tus comentarios, opiniones e ideas. ¡Feliz semana!

#52SemanasInteligenciaEmocional

a

Escrito por Carolina Hernández

Bienestar en la empresa, cultura y comunicación. Son mis tres pasiones y los aspectos con los que trabajo en diferentes organizaciones en forma de consultoría o de formación. Soy antropóloga en proceso y todo lo que tiene que ver con el desarrollo de las sociedades es mi hábitat natural. Creo en el poder de transformación de las personas. Creo en el poder de transformación de la sociedad a través de la transformación de las organizaciones.

Web: http://www.carolinahernandezcoaching.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *