IO - Metodología

Metodología

RESPIRAR LA ORGANIZACIÓN Partimos de la base de que en toda organización ya existe una cultura y una forma de identificarse con la organización. Así…

RESPIRAR LA ORGANIZACIÓN

Partimos de la base de que en toda organización ya existe una cultura y una forma de identificarse con la organización. Así que lo primero que hacemos cuando comenzamos un proyecto es ‘respirar la organización’.

De esta manera, podemos sentir qué es lo que ocurre dentro y cómo se alinea -o no- con aquello que está previamente preestablecido.

Respirar la organización es adentrarse en ella y permitir que esta anide en cada célula de tu cuerpo.

Respirar la organización es uno de nuestros pilares para trabajar con ella y en ella, generar confianza en el cliente y conseguir resultados excelentes con nuestro trabajo.

IO - METODOLOGÍA

 

ESTRATEGIA Y PLANIFICACIÓN

Es el segundo paso que abordamos. Y, además, nosotros no nos quedamos ahí, en la definición… Nosotros nos remangamos y bajamos la estrategia al nivel del día a día de la organización, proponiendo hitos que ayudamos a conseguir.

Otro asunto importante es que nuestros planes estratégicos en áreas como el Desarrollo de Habilidades o la Comunicación, no van más allá de un año vista. Esto nos permite pensar en grande y, a la vez,  ser flexibles para poder modificar la estrategia si fuese necesario. Este avanzar sin prisa, pero sin pausa, con pequeños pasos, nos permite conseguir hitos que con planificaciones más a largo plazo se quedan en el tintero. Y esta consecución permanente de hitos motiva muy profundamente a todos los colaboradores de la organización.

 

CONSTRUIMOS PROCEDIMIENTOS ESPECÍFICOS

Y esto lo hacemos específicamente para cada Organización. Somos muy conscientes de que todas las empresas necesitan procedimientos, específicos y adaptados a su idiosincrasia y su modelo de negocio, en la época actual. Y, en las PYMEs, también necesitan que estos procedimientos sean flexibles y adaptados a cada momento.

Por ello no pueden ser únicos. Por ello y porque las empresas están compuestas por personas. Personas que son las que llevan a cabo los procedimientos. Personas con sus valores y con su emocionalidad y que, en función de estos dos últimos parámetros, van a potenciar esos procedimientos o a boicotearlos.

Por ello, nuestras herramientas tienen un componente claro de flexibilidad, adaptado a esa idiosincrasia especial que cada organización posee.

Siempre partimos del estado actual de cada organización y trabajamos sin enfrentarnos al sistema, provocando cambios que todos los colaboradores que intervienen en el proceso comparten.

 

¿EN CUÁNTO TIEMPO?

Nuestra metodología requiere entre 8 y 18 meses para implantarse adecuadamente, en función del tipo de organización y de las resistencias psicológicas al cambio de los colaboradores.

Esto es debido a que nuestros resultados vienen producidos por el cambio actitudinal de la organización y, lógicamente, esto no se consigue en un mes.

Una vez transcurrido el período inicial de intensidad, nuestros clientes pasan a formar parte de un selecto club de ‘organizaciones 3.0’ en el que realizamos intervenciones más puntuales y se ofrecen servicios exclusivos y de un valor añadido diferente.


¡ME INTERESA! QUIERO MÁS INFORMACIÓN