Coaching empresarial, cambio de comportamientos en una organización

Coaching, Noticias

El coaching empresarial aumenta su complejidad debido a que trabajas con un mayor número de personas a la vez.

Si el Coaching Ejecutivo consiste en desarrollar la eficacia profesional del directivo y hacer brillar todo su talento, el Coaching Empresarial debe ser desarrollar la eficacia de la organización y hacer brillar todo el talento que contiene esa compañía.

Si el Coaching Ejecutivo potencia cambios en el comportamiento de la persona, el Coaching Empresarial debe potenciar cambios a lo largo y ancho de una organización.

Ahora bien… ¿cómo realizamos todos esos procesos de cambio?

La complejidad del Coaching Empresarial.

Las organizaciones actuales están sometidas a unos procesos de cambio muy continuos en el tiempo. Pero las personas siguen oponiendo la misma resistencia psicológica al cambio que en tiempos anteriores. Los directores generales se desesperan porque no saben cómo tratar estas situaciones que tan poco dependen directamente de ellos, pero si forman parte de sus responsabilidades al frente de la organización.

Es aquí donde tienen su hueco los expertos en el cambio de comportamiento humano. Psicólogos de la empresa, consultores, mentores y coaches que han mostrado su buen hacer en el ámbito empresarial trabajan con las organizaciones que necesitan que sus colaboradores efectúen cambios en su manera de hacer las cosas a nivel profesional.

Trabajar con una persona puede resultar más o menos complejo; el foco de atención está puesto solamente en esa persona. Trabajar con equipos complica las cosas porque la atención ha de estar puesta, no sólo en cada uno de los miembros del equipo, sino también en los modelos relacionales generados de su interacción.

Y es que los modelos relacionales generados dentro de una compañía, afectan mucho a la evolución o el freno de la misma.

¿Qué es un modelo relacional y cómo cambiarlo?

Un modelo relacional es el tipo de relación que se establece entre dos o más personas. A medida que ese modelo relacional va funcionando en la compañía, se va consolidando ese tipo de relación entre esas personas.

¿Todo el mundo se relaciona de la misma manera en cualquier ámbito de su vida? La respuesta es negativa, puesto que en la construcción de nuestros modelos relacionales influyen aspectos como el entorno, la experiencia, el conocimiento e, incluso, la química entre las personas.

Las personas generamos modelos de relación diferentes en función del contexto en el que nos encontremos.
Cuando un modelo relacional funciona bien y fluye, todo perfecto. El problema surge cuando ese modelo relacional funciona mal y es necesario cambiarlo para que el área o la empresa evolucionen.

El cambio de un modelo relacional es posible, aunque será largo, más o menos largo en función de si todos desean cambiar ese modelo de relación o debe hacerlo solamente una de las personas implicadas.

La atención a la diversidad.

El Coach Empresarial, además, debe tener desarrollada una gran capacidad de atención a la diversidad, ya que en la empresa se va a encontrar con caracteres y mapas mentales de todo tipo.

El Coach debe saber recoger esos mapas para conseguir el máximo desarrollo del potencial de cada colaborador y para potenciar sinergias entre las personas para generar entornos de colaboración con los que la empresa fluya y evolucione.

La heterogeneidad de un equipo es una ventaja competitiva cuando los equipos están bien gestionados emocionalmente. A mayor nivel de diversidad, mayores posibilidades de hacer cosas diferentes y rentables.

El Coach Empresarial debe ser un apoyo para el desarrollo de la gestión emocional de los equipos.

Cambio del comportamiento organizacional…

Cuando se trabaja con los equipos de una organización, el camino es largo, el trabajo es lento y los resultados se ven a medio y largo plazo.

La responsabilidad fundamental del máximo responsable consiste en tener bien definido el horizonte porque para que los cambios sean lo más rápidos posibles, serán necesarias grandes dosis de organización y supervisión.

Cuanto mejor esté trazado el camino por el que dirigirse al horizonte, más fácilmente adecuarán las personas su comportamiento a las exigencias de la ruta.

Cuanto más consensuado esté el camino sobre el que caminar, menos resistencias de los equipos nos encontraremos para comenzar.

Escrito por Carolina Hernández

Creo ciegamente en que la transformación personal conduce a la transformación organizacional. Creo que es posible un mundo mejor. Me encanta estar al lado de los demás cuando se convierten en la mejor versión de sí mismos. Coach experto en coaching comercial, habilidades de dirección y comunicación personal y organizacional. Soy entusiasta con el Social Media por las oportunidades que nos brinda y me uno totalmente al nuevo concepto naciente de "Human Media".

Web: http://www.carolinahernandezcoaching.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *